16 de marzo de 2011

Reseña histórica de la Congregación de las religiosas de Santa Marta en América Latina.



La Congregación de las Religiosas de Santa Marta llegó a Chile, gracias a la intuición profética de monseñor Manuel Larraín Errázuriz, Obispo de Talca, quien en 1947 viajó a Roma y entre sus empeños estaba el de buscar una Congregación de religiosas para una escuela y un policlínico en la población oriente de Talca. El tenía claro, ya en ese entonces, un concepto que hoy es aceptado universalmente: la educación eleva el nivel de la vida humana, espiritual y cultural de u pueblo.

Conoció la Congregación en forma providencial, pues cruzando un día la plaza de San Pedro, le llamó la atención un grupo de niños guiados por una Religiosa, se acercó le hizo algunas preguntas y siguió su camino. Grande fue su sorpresa cuando su amigo el entonces Sustituto de Estado Mons. Juan Bautista Montini, más tarde Pontífice de la Iglesia, Paulo VI, lo aconsejó de conversar con la Madre Ignacia Ongaro Superiora general de la Congregación de las Religiosas de Santa Marta…¡ las mismas que había encontrado en la plaza de San Pedro!

El espíritu misionero de Madre Ignacia, su generosidad, valentía e intrepidez, la llevaron a abrazar sin reparos la causa de Mons. Larraín, segura de responder a un llamado que Dios hacía a la Congregación y de continuar con el espíritu querido por su fundador Mons. Tommaso Reggio, el cuál quería que sus religiosas estuviesen “abiertas a las múltiples necesidades de la iglesia universal…”

El 4 de Junio de 1948, llegó al Puerto de Valparaíso un barco procedente de Génova – Italia. Ese día pisaron tierra chilena por primera vez las religiosas de Santa Marta, eran ocho, las esperaba Mons. Manuel Larraín, quien el día 12 viajó con ellas a Talca. Allí comenzaron con fervor su obra que fue visiblemente bendecida por el Señor, rápidamente la misión creció y se extendió a otros lugares del país. En la actualidad la Congregación cuenta con once colegios y dos policlínicos en Chile repartidos desde el Norte hasta el Sur. Un Liceo Técnico Profesional y un Policlínico en Talca, un Instituto Comercial y un Policlínico en Curicó, 5 Liceos Científico Humanistas en las ciudades de Osorno, Valparaíso Coquimbo, Vallenar y Quinta de Tilcoco, 4 Escuelas de Ed. General Básica Coltauco, Requínoa, La Unión y Valdivia. Además las hermanas atienden en Santiago una Casa de Ancianos y trabajan en catequesis parroquial en Pica. En todas partes ellas desarrollaron una amplia labor catequística, educativa y asistencial sirviendo con la fe de Santa Marta a Cristo en los hermanos.

El Señor, en su infinita bondad, ha favorecido a la Congregación con abundantes vocaciones chilenas y así como los dones de Dios son gratuitos, así también la Congregación en Chile a sentido la necesidad de extenderse con misiones apostólicas en Argentina, Brasil y México. Las hermanas atienden en la Providencia de Buenos Aires algunas obras apostólicas como la catequesis en un Liceo de la capital trasandina, una Casa de Acogida, un Centro de Salud, y la catequesis parroquial en la localidad de Derqui. En Paraná – Brasil, atienden un Hospital, una Escuela Básica y la Catequesis Parroquial en la ciudad de Ibiporá, mientras que en Mato Grosso – Brasil tienen un Hogar de Ancianos en la ciudad de Bonito, y en México ayudan en la pastoral parroquial de Tizimin en el estado de Yucatán.

La generosidad del señor no se ha hecho esperar y desde hace algunos años a misión en Chile cuenta con vocaciones argentinas y brasileñas, que están respondiendo al llamado de Dios en la Congregación.

Por todas las maravillas que Dios ha hecho con las religiosas de Santa Marta, ellas celebran sus sesenta años de misión en América Latina elevando un Himno de Acción de Gracias, al Señor de la Vida y de la historia.

Madre Lilian Doll

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada